TEREA interviene en el manejo forestal sustentable de casi 4 millones de hectáreas de bosque nativo y plantaciones forestales, y asesora a los sectores privados y públicos, proponiendo un apoyo técnico, peritajes y capacitaciones.

Desde el inicio de la actividad forestal y hasta la primera o segunda transformación, nuestro equipo pluridisciplinario brinda un asesoramiento técnico completo, relativo a los aspectos de manejo forestal, gestión de problemáticas sociales y económicas, para proponer prácticas de gestión respetuosas del medioambiente y pudiendo llevar a la certificación forestal o ambiental. 

Inventarios de manejo

El inventario de manejo es una evaluación estadística pluridisciplinaria, que permite cuantificar, calificar y localizar tanto a los recursos madereros y de fauna, como a los productos forestales no madereros y a las actividades en áreas de uso antrópico.

Estimación del potencial maderero:

Conocer el potencial maderero permite al técnico forestal adaptar su estrategia de aprovechamiento y de transformación según el estado de los recursos, y encontrar un equilibrio entre la tasa de extracción de madera y el potencial de regeneración del bosque (ej., definición de los diámetros mínimos de corta).

Identificación de las áreas de interés ecológicos:

Los datos botánicos y faunísticos permitirán identificar y localizar a las especies relevantes, endémicas, amenazadas o protegidas, para definir las zonas de Alto Valor de Conservación para la biodiversidad.

Identificación de las áreas de uso antrópico:

El relevamiento de restos de actividad antrópica, lugares sagrados o de uso tradicional, junto con el relevamiento de los recursos forestales no madereros, permitirá establecer áreas de importancia para la población local. Estas áreas se confirmarán con un estudio socioeconómico profundizado.

Todos estos datos relevados servirán a establecer las prácticas de manejo a aplicar por tipo de zona. Se definirán y planificarán entonces las actividades vinculadas a las áreas de producción y se identificarán áreas de conservación así como áreas de interés comunitario.

TEREA organizó y supervisó numerosos inventarios de manejo, contemplando cerca de 3 millones de hectáreas de bosque nativo en África Central. Con la experiencia así adquirida, la importante base de datos elaborada y el desarrollo de un programa específico propio de análisis de datos de inventario, TEREA es ahora una referencia en el sector forestal de África Central.

Asimismo, TEREA propone capacitaciones sobre la realización de inventarios forestales de exploración, manejo y aprovechamiento.

Estudios previos al Plan de Manejo

La elaboración de un Plan de Manejo implica la realización previa de análisis ecológicos y socioeconómicos rigurosos.

Los estudios dasométricos

Los estudios dasométricos completan el inventario de manejo. Permiten estimar los volúmenes aprovechables y comerciales a partir de los resultados del inventario, dar una imagen del potencial productivo/económico del bosque a manejar y adaptar la industria al recurso.

El estudio socioeconómico

Para generar confianza entre el productor, las poblaciones y los empleados, el plan de manejo debe:

  • Garantizar el respeto de los derechos y del bien-estar de las poblaciones que viven adentro o en los alrededores de la concesión,
  • Contemplar los derechos y los deberes de los empleados en los obrajes forestales.

Un estudio socioeconómico, realizado mediante encuestas en el terreno y en los pueblos ayudará a entender mejor el uso de la tierra por las poblaciones (incluyendo a los trabajadores y su familia), definir sus necesidades y realizar un estado de sus condiciones de vida, de higiene, de salud y de acceso a la alimentación y a la educación.

Los estudios complementarios 

La elaboración de un plan de manejo puede ser completada además con estudios específicos a la empresa, según el contexto socioeconómico de la zona a manejar. Por ejemplo, se puede realizar un análisis profundizado de las poblaciones locales, un estudio del mercado, un análisis para un componente agrícola, etc.

El equipo de TEREA, con sus ingenieros forestales, ambientales, foresto-industriales, sus sociólogos, cartógrafos y sus consultores externos, está capacitado para realizar estudios de calidad, necesarios a la realización de un plan de manejo pragmático y adaptado. 

Plan de Manejo Sustentable

Una planificación a largo plazo de las operaciones forestales

La duración de un plan de manejo es generalmente de 20 a 40 años. Éste fija las reglas a implementar para alcanzar los objetivos sociales, ambientales y económicos asignados al bosque manejado, conciliando los diferentes objetivos de la comunidad internacional, las comunidades locales, el Estado y la empresa.

Tiene como objetivo implementar un manejo socialmente benéfico, económicamente viable y ecológicamente sustentable. Una vez validado por la Autoridad de Aplicación Forestal, el plan de manejo representa un contrato pasado entre ésta y la empresa.

La delimitación de los rodales de manejo

El plan de manejo divide el bosque en “áreas de afectación” o “cuarteles de manejo”:

  • El cuartel de “producción” tiene como objetivo el abastecimiento sustentable y sostenido de madera valiosa. Son áreas donde se planifican actividades a largo plazo y se determinan las reglas de aprovechamiento de manera de minimizar el impacto de las actividades de aprovechamiento sobre el bosque remanente.
  • El cuartel de “desarrollo comunitario” incluye áreas, existentes y proyectadas, de alojamiento, cultivo y barbecho, así como bosques sagrados con acceso prohibido al productor e áreas de cosecha, 
  • Los cuarteles de “conservación” y de “protección” son áreas protegidas donde no se puede realizar ninguna actividad de aprovechamiento. Estos cuarteles contemplan áreas sensibles (humedales, bosques de montaña, etc.), así como áreas “testigo” de bosque no aprovechado.

El programa de acciones sociales y ambientales

En cuanto al componente social, el plan de manejo fija, entre el productor forestal y las poblaciones locales, los derechos y deberes de cada parte que permitirán mantener un estado de paz social en el tiempo y un ambiente socioeconómico favorable.

Se dictan además algunas reglas trasversales, tales como la gestión de la caza, el uso de equipos personales de protección, la manutención de los empleados y sus familias (higiene, educación, salud, etc.), el tratamiento de los residuos, etc.

TEREA asistió, con éxito, a numerosas empresas forestales en la preparación de su plan de manejo, de las cuales algunas eran pioneras en cuanto a manejo forestal sustentable, en África Central.

Con el manejo de casi 4 millones de hectáreas en África Central, TEREA beneficia de una experiencia reconocida que le permite asesorar a los concesionarios forestales en el manejo forestal razonable y respetuoso del medioambiente, y que los ayude a comprometerse en una gestión sustentable de sus actividades.

TEREA desarrolló además buenas capacidades en el manejo de plantaciones de eucaliptos en Pointe Noire (macizo forestal más grande de África Central), donde los componentes sociales y ecológicos son extremamente sensible. TEREA maneja así los procesos de desarrollo de plantaciones industriales y la aplicación de las normas de certificación.

Plan de gestión e implementación del plan de manejo

Elaboración del plan de gestión y del plan operativo anual

El plan de gestión tiene como objetivo definir y planificar a mediano plazo, generalmente 5 años, el aprovechamiento forestal de una unidad de gestión del plan de manejo forestal.

Determina el volumen aprovechable, la red de caminos principales de aprovechamiento, la organización general de las operaciones forestales y las medidas sociales y de protección del medioambiente.

El plan operativo anual específica las reglas de aprovechamiento al nivel de las áreas de aprovechamiento anual (Tasa Anual de Aprovechamiento). Presenta los resultados del inventario de aprovechamiento, o censo, que tiene como objetivo identificar, marcar y georeferenciar los árboles aprovechables.

La implementación del plan de manejo incluye medidas de Aprovechamiento de Bajo Impacto (ABI), que tienden a minimizar el impacto de las operaciones forestales sobre el medioambiente.

TEREA acompaña a numerosas empresas forestales en la implementación de su plan de manejo, desarrollando, con ellas, documentos de gestión, procederes operacionales, capacitaciones, hasta la certificación. Con su capacidad técnica y su experiencia, completa y diversificada, TEREA acompaña a los concesionarios forestales adaptándose a sus especificidades y quehaceres para permitirles implementar concretamente y eficientemente, los diferentes componentes del manejo sustentable.

Bosques de Alto Valor de Conservación

El concepto de Bosque de Alto Valor de Conservación (BAVC) es un concepto reciente destinado a mejorar el ordenamiento territorial considerando, de manera sistemática, los aspectos ecológicos y sociales del espacio a manejar.

La identificación de los BAVC se requiere en todas las actividades de ordenamiento del territorio, y particularmente en el marco de los referenciales de certificación forestal FSC para el aprovechamiento Forestal, o RSPO, en las plantaciones de palmeras para aceite. Indica, entre otras cosas, que “las actividades de manejo de los Bosques de Alto Valor de Conservación deben imperativamente mantener o mejorar los atributos que los caracterizan”.

Primero se identifican y analizan a los BAVC y luego se determinan medidas de conservación pragmáticas que permitirán garantizar su integralidad. La identificación de los BAVC se basa en el estudio de 6 grandes tipos de valor de conservación que contemplan valores de biodiversidad, de integración del área de estudio en el paisaje o en la ecoregión, de mantenimiento de los servicios ecológico o de identidad cultural de las poblaciones locales. 

A través de estudios, como estudios socioeconómicos, por ejemplo, de inventarios de biodiversidad, y de estudios cartográficos y bibliográficos, la empresa TEREA trabaja en el análisis de los Altos Valores de Conservación de diferentes áreas destinadas a las plantaciones forestales industriales y o concesiones forestales en medio tropical. TEREA propone entonces medidas de conservación adaptadas, para garantizar la expansión de los ecosistemas y prevenir la “erosión” cultural y socioeconómica de las poblaciones que dependen de ellos. 

Trazabilidad y cadena de custodia

El desarrollo de una cadena de custodia en una empresa permite garantizar el origen de las materias primas de los productos transformados. Se basa en la gestión de los abastecimientos, el seguimiento de la madera en las instalaciones industriales y la gestión de la comercialización de los productos terminados o semi-terminados. Permite proponer productos certificados en el mercado.

TEREA acompaña a las empresas forestales y foresto-industriales de transformación en el proceso de certificación (FSC, certificados de legalidad OLB o TLTV, PAFC, PEFC, etc.). Según sus abastecimientos, sus mercados y sus métodos de transformación, TEREA lo aconseja para elegir el sistema de certificación y de seguimiento de la madera que le convenga mejor y para realizar su comunicación.

TEREA lo asista hasta las auditorías de certificación y refuerza su iniciativa organizando actividades de capacitación y de sensibilización de los empleados, que permitan mejorar el nivel de su empresa según las exigencias de la certificación.